Los bufetes tradicionales suelen dividir sus departamentos de Propiedad Intelectual según los derechos a proteger (Patentes, Derechos de Autor, Marcas, etc.). Orbrys adopta un enfoque transversal con la convicción de que la protección de los activos intelectuales comienza con una idea que debe ser sometida a confidencialidad, el secreto comercial, que luego puede conducir a la creación de un método de comercialización, o una obra protegida por derechos de autor, un diseño, una marca comercial y/o una invención patentable. A menudo, existe una combinación de estos derechos que derivan de una primera idea original.

La protección de los activos intelectuales en una fase temprana de su desarrollo es crucial para su protección efectiva. Nuestra intervención puede comenzar con el asesoramiento sobre la estrategia de PI y la aplicación de políticas de protección preventiva; también puede incluir la valoración de activos, la inversión y los aspectos fiscales relacionados con la propiedad intelectual.

Con frecuencia, los activos intangibles de una empresa están representados por su know-how, su información confidencil y su conocimiento del mercado (business intelligence); su protección es en estos casos más eficaz a través de políticas adecuadas de privacidad y medidas de seguridad de datos, más que con medidas puramente legales.

En una etapa más avanzada del desarrollo del patrimonio intelectual de la empresa, Orbrys asesora a sus clientes a fin de establecer y negociar licencias y otros tipos de acuerdos que puedan ser necesarios para la transferencia de tecnología y/o la comercialización de la propiedad intelectual, tales como franquicias, contratos de distribución, joint-ventures, contratos de agentes comerciales, acuerdos de fabricación, financiamiento, etc. También asesoramos a nuestros clientes sobre el derecho europeo de la competencia aplicado a la propiedad intelectual, incluyendo las exenciones en bloque.